Header Banner
Header Banner

Yolanda Barneda Valls

Yolanda Barneda Valls
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“Mi verso nace del silencio”

 
Siendo el hombre un universo en sí mismo, atiendo al silencio para poder despertar a la vida. Y es que ando entretenida discutiendo con las flores. ¿Quién soy? espacio entre mis pensamientos. ¿Y tú? ¿Tú quién eres?

¿Quién soy? pues cada vez tengo más la certeza de que limitarme a una definición cerrada, sería ir en contra del fluir constante de mi existencia. Me fascina descubrir cada día algo nuevo sobre mí. Sin embargo, aquí y ahora:

Soy…. la voz del silencio. Es precisamente el susurro de ese vacío lo que llena mis escritos de poesía, lo que abraza al lector sin sofocarlo, lo que saluda al arco iris cuando el sol llora, lo que invita al mar a suspirarme la melodía que incita a mi pluma a bailar.

Soy… una puerta al mundo sin banderas ni fronteras. Me fascina la diversidad de formas que adoptamos los humanos para esconder el hecho que somos uno. Me cuesta mirar a otro ser sin pensar en un lago de aguas cristalinas donde no dejo de reflejarme día a día.

Soy… mama guerrera de armadura de cristal que se derrite ante el beso honesto, la sonrisa cómplice, la palabra que se comparte y no hiere, que busca la manera de no perderse en ese rol exigente de corredor de fondo y de seguir siendo para poder dar y recibir desde la verdad, Mis hijos, dos de mis más grandes maestros.

Soy… un alma que se conmueve enormemente cuando el mundo llora o la agresión cabalga a rienda suelta. El significado de mi nombre, Yolanda, “tierra de riquezas”, carecería de sentido si éstas no fueran extensibles a los demás. Mi riqueza: mi capacidad creativa, mi entusiasmo y mi búsqueda constante para poder ver la luz en un mundo de sombras donde el miedo eclipsa al amor.

Soy… construcción en de-construcción.
 

Este misterio que es vivir, no sé si tú lo sabes pero ya nos hemos olvidado antes, en el que todos creemos tener tiempo, pero la vida, la vida es…

La vida es el amanecer que te despierta cada día, el camino que recorres con paso honesto aunque a veces vaciles, tropieces y te caigas de bruces, el misterio que nos tiene a todos metidos en un laberinto dónde sí que hay salida, un gran reto, el cuadro que deseas pintar antes de darlo por finalizado, la gran novela que escribes a diario, la oportunidad de ser, más allá del personaje, el aliento que moviliza tus pulmones, el latido que bombea tu corazón para que acabes escuchando su llamada.
 

“Limitarme a una definición cerrada, sería ir en contra del fluir constante de mi existencia”

 
Me interesa lo que callas artista no lo que cuentas mujer, porque entonces como podrías explicarme ¿De dónde nace la palabra ternura? ¿De dónde, de dónde tu verso?

La palabra ternura nace de la conexión con ese niño/a que siempre nos acompaña, que nunca nos abandona pero a veces su vocecita es a penas audible porque lo tenemos encerrado en la caverna del olvido.

Mi verso nace del silencio tras la experiencia de lo vivido, sentido, olido, escuchado, visto, tocado, incluso intuido, todo bajo el filtro del corazón. Atención plena en el recorrido donde cada detalle es el diamante en bruto de un diálogo interno que, inaudible, sale propulsado al exterior en forma de palabra escrita. Una palabra que da voz a las entrañas sin florituras, sin artificios, sencilla, honesta, plena. La desnudez del que comparte la esencia sin buscar el impacto.

 

Escribir, explicarse a uno mismo lo que, si no es por el arte, no tendría sentido. Defender la soledad que atesora nuestros secretos. Y así todo el rato, reduciendo la vida a la palabra amor ¿es que acaso existe otra cosa?

El amor ….gran motor, mi motor cuando mi esencia lidera (sin cursilerías) el AMOR con mayúsculas. Ojalá no existiera otra cosa, ojalá el amor erradicara al miedo y no lo contrario. En esa batalla andamos metidos.
 

“La vida es el cuadro que deseas pintar antes de darlo por finalizado”

 

Érase una vez, sí, una vez yo subí al cielo. Solo había niños que no lloraban, nubes, gatos y perros. Quise quedarme pero me devolvieron a este infierno. Banderas, prejuicios, un puñal y en los corazones, en los corazones: desierto. Érase una vez… ¿me cuentas tu cuento?

Érase una vez… una niña de cristal que bajó a las profundidades para darse cuenta de lo frágil que era y que al verse reflejada en el pozo decidió salir de la cueva para compartir con el mundo sus increíbles figuritas de cristal. Esa fragilidad se convirtió en su emblema y sus figuritas la inspiración de muchos que, al verlas, conseguían sanar porque llevaban impresas el amor a lo que ella era en esencia, figuritas que les alentaban a hacer lo mismo, a creer en lo que son desde el corazón.

 

Esa manía que tiene la noche de hacernos llover ¡Cuidado con el miedo! me susurra Peter Pan ¡le gusta robar sueños! ¿Sigues soñando, sigues durmiendo?

De pequeña quería ser Peter Pan para no dejar nunca de soñar ni de ver el mundo como un lugar de infinitas posibilidades. Crecí y cuando me aletargaba, la vida me daba un soplo: sueña, Yolanda, sueña… Cuando dejaba de hacerlo deambulaba perdida en la cotidianidad y mi fuego se apagaba, entristecía, tan rápido que la llamada era de emergencia. Sigo soñando, no sé hacerlo de otra manera, pero ahora comprendo que yo soy el eclipse que pone límite a mis sueños y que quizás ha llegado el momento de abrir la ventana y volar sin alas como Peter Pan.
 

“Soy el eclipse que pone límite a mis sueños”

 
Amar sin aferrarme, encontrar sin buscar y dejar sin culpabilidad, rendirme a la vida, a este momento presente, donde todos somos olas de un mismo mar. Amiga ¡No dispares a este corazón, que está el tuyo y el de algún otro dentro! Pide un deseo…

Deseo decirle sí a la vida con los brazos abiertos, con el espíritu libre viviendo el momento sin apego y permitiendo a mi corazón guiar mi día a día. Deseo amarme sin exigencias y amar a los demás por lo que son, confiar en el salto al vacío con cada despertar y compartir mi vuelo para conseguir un mundo donde cada uno brille con luz propia sin carencias. ¿Utopía? Quizás, pero es mi deseo…

Yolanda Barneda Valls

Fotografía: Mila Benitez

 

flamenquitapaquita_logo_circulo

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Artículos relacionados

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR