Header Banner
Header Banner

El Wellington se viste de cine

El Wellington se viste de cine
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Fundación Wellington comienza la temporada de sus coloquios con un  tema de película: “La ilusión del cine”. Ponentes de gran prestigio que representan la interpretación, la dirección y la crítica se reunieron para hablar del séptimo arte.

José Luis Garci, uno de los grandes directores del cine español, abrió el coloquio para reclamar el lugar que le corresponde al cine. “El cine nos ha dado una vida de repuesto” manifestó Garci, una frase que forma parte siempre de su discurso. Al cine le debemos y le tenemos que agradecer tanto; nos permite viajar al pasado, conocer el futuro, hacer las historias nuestras y que formen parte de nuestras vidas para siempre.

“El cine debe estar en los museos” Jose Luis Garci

José Luis Garci - Coloquio WellingtonPor eso, a lo largo del coloquio Garci no se cansó de insistir y reclamar el lugar que se merece al que considera el primer arte del siglo XX.  “Todos los museos y sobre todo El Prado tendrían que tener salas de proyección. El cine debe estar en los museos”. Defiende a capa y espada el cine de Hollywood, el clásico, el de los años 20 hasta los 70, el de las historias que dejaban huella, donde los actores y actrices eran verdaderas estrellas que llenaban la pantalla con tan solo su presencia.

Billy Wilder, Hitchcock o Scott Fitzgerald eran maestros, unos genios que hacían magia y Garci habla de ellos con verdadera pasión y nostalgia.

La actriz Victoria Vera, otra de las invitadas a esta charla que transcurrió en el Hotel Wellington, habló del valor de la mujer en el cine y de recuperar su figura como se merece. En este sentido, recordó a Alice Guy. “Fue la primera directora de cine, fundadora del cine narrativo superando incluso a los hermanos Lumière. Pionera en el lenguaje cinematográfico siempre vivió en la sombra,  en un mundo dirigido por hombres. Hizo de su vida un oficio”. La historia del cine borró sus pasos y la apartó sin reconocer su aportación a la industria cinematográfica. Por eso, Victoria Vera le quiso hacer en este coloquio de la Fundación Wellington su homenaje personal.

4Otro de los invitados fue el fiscal Eduardo Torres- Dulce, que en esta ocasión acudió en calidad de reconocido crítico cinematográfico. El cine es “fascinación, emoción y evasión”, así comenzaba su discurso. El padre de John Ford, como muchos conocen a Torres-Dulce, habló de que el gran teórico del cine fue Platón y su caverna de las ideas. “La tribu lo que necesita es una hoguera y alguien que le cuente historias y eso es el cine”.

La clave del cine para Torres-Dulce es “la alianza con el espectador, cuando se rompe se produce un vacío terrorífico y por eso el cine es inclasificable. Las obras de arte una vez que salen de sus creadores dejan de ser de su propiedad para ser de las personas que las disfrutan y las hacen absolutamente suyas”.

“la ilusión del cine nunca morirá” Victoria Vera

Cuando vemos una película proyectamos en ella nuestros sueños, deseos y nuestras mitologías y la transformamos en nuestra.

Como dice Torres-Dulce, el cine ha superado a cualquier arte. “Ha sido capaz de descubrir, a través de una imagen,  rincones de la realidad que las otras artes daban parcialmente.” Y al igual que expresaba Victoria Vera “el cine es poesía, música, teatro y novela”. Y como dice Torres-Dulce “todo ello mezclado se transforma en cine”.

5Tal y como dijo Victoria Vera “la ilusión del cine nunca morirá”. Aunque Garci añore las cortinas de esas grandes catedrales que eran los cines en épocas pasadas, que ocultaban las pantallas donde se contaban historias, esos telones que escondían la magia de lo que allí en la oscuridad iba a pasar, el cine continuará formando parte de nuestras vidas. Y sus héroes se seguirán trasladando a la realidad. Aunque las nuevas tecnologías nos muestren otras maneras de ver las películas y perdamos, como dice Garci, la oportunidad de conocer el formato original, esa gran pantalla, el cine permanecerá. Porque “el mundo sin cine es un mundo empobrecido”, sentencia Garci con resignación.

Y también se habló de si el cine está politizado o no, de su salud y de las subvenciones, este último un tema espinoso. “Gracias a las subvenciones ha seguido sobreviviendo una industria raquítica”, apuntaba Torres–Dulce. Quizá una solución sería que “el cine desgravara”, señalaba Garci. Y por último, Victoria Vera añadió que “las subvenciones han eliminado una figura clave,  la del productor”. Pero esta será otra historia que contar…

 

 

Para finalizar el coloquio celebrado por la Fundación Wellington, Garci puso de ejemplo una película que, según él podría describir la situación que ahora se vive en España: “Todos a la cárcel”, del gran maestro Berlanga.

 

Y como en casi todas las películas, para terminar el coloquio hasta los asistentes podrían haber elegido varias frases como final de la historia. También los lectores de estas líneas pueden optar por su preferida:

“El cine no es un trozo de vida, sino un pedazo de pastel” (Alfred Hitchcock)

“El cine es un espejo pintado” (Ettore Scola)

“El secreto de las películas es que son como una ilusión” (Georges Lucas)

 

Una crónica de Silvia Ayala del Pino

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Artículos relacionados

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR